Infusiones

Mostrando los 9 resultados

Clavo de Olor X 1 Kg

S/ 51.50
103 Puntos
Agregar

Flor de Jamaica Deshidratada X 1 Kg

S/ 42.00
84 Puntos
Agregar

Harina de Muña X 1 Kg

S/ 21.00
42 Puntos
Agregar

Harina de Té Matcha X 1 Kg

S/ 135.00
270 Puntos
Agregar

Harina de Te Verde X 1 Kg

S/ 27.00
54 Puntos
Agregar

Hoja de Muña Seca X 1 Kg

S/ 16.00
32 Puntos
Agregar

Hojas de Té Verde Seco X 1 Kg

S/ 30.00
60 Puntos
Agregar

Menta Seca X 1 Kg

S/ 21.00
42 Puntos
Agregar

Té Negro X 5 Kg

S/ 51.00
102 Puntos
Agregar

Infusiones naturales: Propiedades y beneficios para la salud

Las infusiones son bebidas naturales obtenidas de hojas, raíces, flores, cortezas, frutos o semillas de hierbas y plantas, las cuales se preparan con agua caliente sin llegar al punto de ebullición. Entre las más comunes están el té, la manzanilla, la menta, la tila, el mate y el café, y tienen propiedades medicinales que varían según la hierba utilizada, como mejorar la digestión, el sueño, la relajación y la circulación sanguínea. Además, se pueden consumir de manera comercial o preparadas por uno mismo siguiendo algunos pasos y recomendaciones. En este artículo profundizaremos en todo lo que debemos saber sobre las infusiones y sus beneficios para nuestra salud.

Las infusiones: ¿qué son y cómo se preparan?

Definición y características

Las infusiones son bebidas naturales obtenidas de hierbas y plantas con propiedades medicinales, que se preparan con agua caliente sin llegar al punto de ebullición. Cada planta tiene diferentes propiedades y beneficios para la salud. Por lo general, no contienen cafeína, a menos que se trate de preparaciones a partir de té o café, pero son una excelente opción para hidratarse y cuidar nuestra salud.

Técnica de preparación de las infusiones

Para preparar infusiones se necesita agua caliente, preferiblemente entre 70 y 85 grados Celsius, dependiendo de la planta que se utilice. Se vierte agua hervida sobre la planta y se deja en reposo durante unos minutos, de esta manera se liberan los aceites esenciales y las propiedades de la planta en el agua. Después se cuela y se sirve.

Cómo elegir las plantas para preparar infusiones

  • Relajantes: melisa, valeriana o pasiflora.
  • Digestivas: manzanilla, hierbabuena o menta piperita.
  • Diuréticas: cola de caballo, diente de león o abedul.
  • Antioxidantes: té verde, rojo o blanco, arándanos o moras.
  • Para la piel: caléndula, lavanda y manzanilla.

Es importante elegir plantas de calidad y asegurarse de su procedencia, preferiblemente de origen orgánico para evitar la presencia de pesticidas u otros productos químicos.

Propiedades y beneficios de las infusiones

Propiedades medicinales de las infusiones

Las infusiones pueden ser beneficiosas para el organismo gracias a las propiedades medicinales que contienen ciertas plantas. Algunas de estas propiedades son:

  • Aliviar dolores de cabeza y migrañas
  • Calmante de la ansiedad y estrés
  • Antiinflamatorio
  • Aliviar dolores musculares y artritis
  • Reducir niveles de colesterol
  • Favorecer la concentración y memoria

Infusiones digestivas: hierbas que ayudan al sistema digestivo

Algunas hierbas utilizadas en las infusiones pueden ayudar a estimular el sistema digestivo y a reducir ciertos síntomas relacionados con la digestión, como la hinchazón o el dolor abdominal. Ejemplos de infusiones digestivas pueden ser el té de manzanilla, la menta o la hierbabuena.

Infusiones relajantes: plantas que favorecen la relajación y el sueño

Existen ciertas plantas que tienen propiedades relajantes y que pueden favorecer la conciliación del sueño. Algunas de las que cuentan con estas propiedades son la valeriana, la pasiflora o la melisa.

Infusiones depurativas: hierbas que favorecen la eliminación de líquidos y toxinas

Las infusiones depurativas son aquellas que ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo, filtrando y eliminando los desechos que podrían ser perjudiciales. Una de las plantas más conocidas por sus propiedades depurativas es el diente de león.

Plantas ricas en antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades

Algunos tipos de infusiones contienen antioxidantes, sustancias que ayudan a prevenir la acción dañina de los radicales libres, moléculas que pueden dañar nuestras células. Ejemplos de infusiones antioxidantes son el té verde, la infusión de jengibre o el té de rooibos.

Infusiones que ayudan a la quema de grasas

Algunas plantas tienen propiedades que pueden ayudar a quemar grasas y a perder peso. Ejemplos que tienen este efecto son el té verde, el mate o la infusión de alcachofa.

Otras infusiones y sus propiedades

Además de las propiedades mencionadas, existen muchas infusiones que tienen efectos beneficiosos para la salud, como por ejemplo:

  • La tila, que ayuda a combatir el insomnio
  • El tomillo, que es expectorante y ayuda a tratar afecciones respiratorias
  • La zarzaparrilla, que tiene efecto diurético y depurativo

Infusiones y nuestra salud

Infusiones y sus efectos sobre la salud

Las infusiones son bebidas con propiedades medicinales que han sido utilizadas desde tiempos ancestrales para mejorar diferentes afecciones. Dependiendo del tipo de planta utilizada, estas pueden tener diferentes propiedades como mejorar la digestión, la relajación, el sueño o la circulación sanguínea, entre otras.

Cómo las infusiones pueden ayudar en distintas dolencias

Cada planta tiene propiedades específicas que pueden ayudar en distintas dolencias. Por ejemplo, la infusión de manzanilla es conocida por sus propiedades antiinflamatorias, lo que la hace ideal para personas con problemas de dolor muscular o menstrual. La infusión de menta, por otro lado, es ideal para mejorar la digestión y aliviar el dolor de estómago. La tila, por su parte, es conocida por sus propiedades sedantes y relajantes.

Infusiones contraindicadas o que pueden ser perjudiciales para la salud

Aunque las infusiones son una alternativa natural y saludable, algunas plantas no deben ser consumidas en grandes cantidades o por personas con determinadas afecciones médicas. Por ejemplo, la infusión de diente de león puede ser perjudicial para personas con problemas de cálculos biliares o hepatitis. Las infusiones que contienen cafeína, como el té o el mate, deben ser consumidas con moderación por personas con problemas de hipertensión o insomnio. Ante cualquier duda, siempre es recomendable consultar con un especialista.

Infusiones comercializadas

Infusiones comerciales existentes en el mercado

Existen una gran variedad en el mercado, creadas tanto por marcas conocidas como por pequeñas empresas artesanas. Entre las más populares se encuentran las de té, manzanilla, menta, tila y mate, aunque también podemos encontrar otras más especializadas como las de jengibre, cúrcuma o de diente de león.

Características principales de cada tipo de infusión comercial

Cada tipo de infusión comercial tiene sus propias características, como la selección de las plantas utilizadas, la forma en que se preparan y las proporciones de cada ingrediente. Además, algunos productos comerciales agregan otros componentes a la mezcla, como frutas, especias o flores para dar un sabor más complejo.

Infusiones de té

La calidad de las hojas de té utilizadas varía ampliamente, desde las hojas de té de calidad superior hasta las cortadas en trozos pequeños. Algunos tés comerciales también pueden venir enlatados o embotellados, ya preparados y listos para su consumo.

Infusiones de manzanilla

Suelen estar elaboradas con flores de manzanilla seleccionadas y tienen propiedades relajantes y beneficiosas para el sistema digestivo. Pueden encontrarse en bolsitas de té pre-empaquetadas o envasadas en forma de flores secas para un mayor sabor y frescura.

Infusiones de menta

Pueden tener diferentes intensidades de sabor y aroma, dependiendo de la calidad y el origen de la menta utilizada. Pueden ser consumidas de forma caliente o fría y se pueden encontrar en diferentes presentaciones, como bolsas de té, hojas secas o en cápsulas.

Infusiones de tila

Las de tila tienen un sabor suave y delicado, y se utilizan tradicionalmente para calmar los nervios o para ayudar a dormir. Se pueden encontrar en bolsitas de té o en envases de flores secas.

Ventajas y desventajas de consumir infusiones comerciales

El consumo de infusiones comerciales puede tener sus ventajas y desventajas. Entre las ventajas se encuentra la comodidad de poseer una amplia variedad en cualquier momento y lugar. Además, al ser productos comercializados su durabilidad puede ser mayor, su preparación más rápida y la conveniencia de agregando otros sabores. Por otro lado, es posible que las infusiones comerciales no sean tan naturales o saludables como las preparadas en casa. En algunos casos, pueden contener ingredientes artificiales o endulzantes que no sean tan beneficiosos para la salud. También hay que tener en cuenta que las infusiones comerciales pueden contener menos cantidad y calidad de hierbas y plantas medicinales, lo que limita sus efectos y beneficios.

Cómo preparar tus propias infusiones

Pasos a seguir para preparar

¿Quieres preparar tus propias infusiones en casa pero no sabes por dónde empezar? ¡No te preocupes! Aquí te mostramos los pasos básicos para preparar una infusión:

  1. Elige la hierba o planta que desees utilizar para tu infusión, asegurándote de que sea adecuada para consumo. Consulta antes de usar cualquier tipo de hierba, ya que algunas pueden ser perjudiciales para la salud.
  2. Calienta agua en una olla y retírala antes de que comience a hervir. Utiliza agua filtrada para obtener una mejor calidad de infusión.
  3. Añade la hierba o planta elegida en la cantidad recomendada en función de la cantidad de agua utilizada. En general, para una taza se utiliza una cucharada de la hierba elegida.
  4. Deja que la hierba o planta repose en el agua caliente de 5 a 10 minutos.
  5. Cuela la infusión para eliminar los restos de hierba, utilizando un colador o una bolsita de té.
  6. Sirve caliente o deja enfriar si prefieres tomarla fría.

Consejos para crear tus propias mezclas de plantas

Si deseas experimentar con tus propias mezclas de plantas para infusiones, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a crear combinaciones deliciosas:

  1. Combina plantas que tengan sabores similares.
  2. Incorpora plantas que tengan el mismo propósito, como infusiones relajantes o digestivas.
  3. Añade una hierba más fuerte para equilibrar las más suaves.
  4. Prueba distintas mezclas hasta encontrar la que más te guste.

Recetas de infusiones caseras con diferentes fines

Te dejamos algunas recetas de infusiones caseras que puedes preparar fácilmente en casa y que tienen diferentes fines:

Infusión digestiva de manzanilla y menta

  • cucharada de manzanilla
  • cucharada de menta
  • taza de agua caliente

Mezcla la manzanilla y la menta en una taza con agua caliente y deja reposar durante unos minutos. Esta infusión ayuda a calm un estómago irritado y mejora la digestión.

Infusión relajante de valeriana y lavanda

  • cucharada de valeriana
  • cucharada de lavanda
  • taza de agua caliente

Combina la valeriana y la lavanda en agua caliente y deja reposar durante unos 10 minutos. Esta infusión es perfecta para combatir la ansiedad y favorecer el sueño.

Infusión antioxidante de frutas del bosque

  • bolsita de té rojo
  • Un puñado de frutas del bosque congeladas
  • taza de agua caliente

Coloca la bolsita de té rojo y las frutas del bosque en agua caliente durante unos minutos. Esta infusión tiene un alto contenido en antioxidantes y ayuda a combatir los radicales libres. Recuerda que siempre debes consultar antes de utilizar cualquier tipo de hierba o planta para infusiones y asegurarte de que es apta para consumo. ¡Disfruta de tus propias infusiones caseras y sus beneficios para la salud!

Infusiones y alimentación

Infusiones ideales para acompañar una dieta equilibrada

La ingesta de infusiones puede ser una alternativa saludable para acompañar una dieta equilibrada. Las infusiones de frutas y algunas hierbas son ideales para aquellos que buscan opciones de bebidas sin calorías. En cambio, las de hierbas como menta, hierba luisa, manzanilla o tila, pueden ser un complemento a las comidas principales, ya que no aportan grasas ni contienen calorías, y pueden ayudar al proceso digestivo.

Infusiones que ayudan en la digestión de ciertos alimentos

Algunas infusiones pueden resultar beneficiosas si se consumen después de determinados alimentos que pueden causar molestias digestivas. Por ejemplo, la menta se utiliza tradicionalmente para ayudar a aliviar los gases y los síntomas de flatulencia, mientras que la manzanilla y la hierba luisa tienen propiedades antiespasmódicas y contribuyen a reducir la inflamación gástrica. La infusión de hinojo, por su parte, es una opción excelente para después de la comida, ya que mejora la digestión de los alimentos y ayuda a deshacerse de la sensación de pesadez.

Infusiones y su relación con la leche

Algunas infusiones se pueden tomar con leche, lo que puede resultar un complemento interesante para aportar nutrientes a la dieta. La infusión de té negro con leche, por ejemplo, se consume frecuentemente en países como Reino Unido, pero también es una opción excelente para acompañar el desayuno o la merienda en otros lugares. Además, la leche de almendras, que es una alternativa vegetariana, se puede utilizar como base para preparar diversas infusiones. Por otro lado, se desaconseja mezclar algunos tipos de infusiones con la leche, ya que pueden alterar su sabor o enmascarar las propiedades de las plantas utilizadas en la infusión.

Infusiones y su uso en la medicina

Utilizadas como disoluciones inyectables o vía oral

Algunas infusiones pueden ser utilizadas como disoluciones inyectables o vía oral en medicina. En la antigüedad, se solían utilizar infusiones de plantas medicinales para tratar distintas dolencias y enfermedades. Aunque actualmente hay medicamentos sintéticos para la mayoría de las enfermedades, no debemos olvidar que hay plantas que tienen efectos terapéuticos importantes. Entre las que se utilizan como disoluciones inyectables o vía oral destacan:

  • Infusión de manzanilla para tratar la ansiedad, los problemas estomacales y para favorecer el sueño.
  • Infusión de valeriana para tratar el insomnio y la ansiedad.
  • Infusión de menta para calmar el dolor de cabeza, relajar los músculos y mejorar la digestión.

Infusiones como extractos para la medicina física

Las infusiones también pueden ser utilizadas como extractos para la medicina física, ya que algunas plantas tienen propiedades que pueden ayudar a la cicatrización de heridas, quemaduras y otros problemas dermatológicos. Entre las que se utilizan como extractos para la medicina física destacan:

  • Infusión de árnica para aliviar los dolores musculares y articulares.
  • Infusión de manzanilla para tratar la inflamación de la piel y el acné.
  • Infusión de caléndula para tratar las irritaciones cutáneas y las heridas.

Infusiones y su aplicación en terapias alternativas

Además, algunas son utilizadas en terapias alternativas como la aromaterapia, la fitoterapia y la medicina tradicional china. Entre las infusiones más utilizadas en terapias alternativas están:

  • Infusión de lavanda para calmar la ansiedad, mejorar el sueño y reducir el estrés.
  • Infusión de diente de león para favorecer la digestión y desintoxicar el hígado.
  • Infusión de salvia para tratar las infecciones de la garganta y las enfermedades respiratorias.

Es importante tener en cuenta que, aunque pueden ser beneficiosas para nuestra salud, siempre deben ser utilizadas de forma responsable y nunca como sustituto de un tratamiento médico prescrito por un profesional de la salud.

Recomendaciones para el consumo responsable de infusiones

Para disfrutar de sus beneficios de forma segura y responsable, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones:

  • Consultar con un médico: Si se tiene alguna condición médica o se está tomando algún medicamento, es importante consultar con un médico antes de consumir cualquier infusión. Algunas hierbas pueden interferir con ciertos medicamentos o agravar ciertas afecciones de salud.
  • No abusar: Aunque las infusiones naturales son beneficiosas para la salud, no se deben consumir en exceso. Es recomendable no tomar más de tres tazas al día de una misma infusión.
  • Elegir hierbas de calidad: Es importante elegir hierbas y plantas de calidad para asegurar que los beneficios y propiedades de la infusión sean los esperados. Se pueden adquirir en herbolarios o tiendas especializadas.
  • Preparar la infusión correctamente: Es importante seguir los pasos adecuados para preparar la infusión y no sobrepasar el tiempo recomendado de reposo.
  • No consumir infusiones con cafeína antes de dormir: Las infusiones con cafeína, como el té o el mate, pueden interferir en la calidad del sueño si se consumen antes de dormir, es recomendable evitar su consumo.

Infusiones alternativas y menos conocidas que podemos probar

Además de las más comunes, existen otras hierbas y plantas con excelentes propiedades y beneficios para la salud:

  • Hierba luisa: Favorece la digestión y tiene propiedades relajantes
  • Diente de león: Ayuda a la eliminación de líquidos y toxinas del cuerpo
  • Verbena: Tiene propiedades relajantes y ayuda en la digestión de alimentos pesados
  • Milhojas: Ayuda a reducir la inflamación del estómago y tiene propiedades diuréticas
  • Melisa: Tiene propiedades relajantes y ayuda a reducir la ansiedad

Estas son solo algunas de las hierbas menos conocidas que podemos utilizar en nuestras infusiones diarias y disfrutar de sus propiedades y beneficios para la salud. ¡Anímate a probarlas!